La Fundación Princesa de Girona respalda la labor de la estrategia Tenerife 2030 con los jóvenes

7 de marzo de 2018
398 Vistas
Este vídeo pertenece al canal Personas
Descripción del vídeo

La Fundación Princesa de Girona ha concedido este [miércoles 7] su premio de empresa al emprendedor José Miguel Bermúdez, de Bound 4 Blue, por su proyecto de instalar en los buques mercantes un tipo de vela rígida que puede revolucionar el transporte marítimo, al ahorrar más de 25 por ciento de combustible. El fallo de este galardón ha sido dado a conocer este mediodía en un acto presidido por el Rey Felipe VI, que ha tenido lugar en el Auditorio Adán Martín de Santa Cruz de Tenerife.

El presidente de la Fundación Princesa de Girona, Francisco Belil, ha resaltado a los periodistas que la idea de Bermúdez es “muy ambiciosa y necesaria, porque responde a los retos del país en cuanto movilidad y energía”. El Rey ha estado acompañado por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro; el presidente de Canarias, Fernando Clavijo; la presidenta del Parlamento de la comunidad autónoma, Carolina Darias; y el presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, entre otras autoridades.

El acto se enmarca dentro de las actividades desarrolladas por la Fundación Princesa de Girona que viene a respaldar la labor que realiza el Cabildo con la estrategia Tenerife 2030 para mejorar la capacitación de los jóvenes. Así, en la jornada de ayer [martes 6] se desarrolló la actividad Rescatadores de talento, iniciativa que tiene como objetivo promover la empleabilidad de los jóvenes fomentando la movilidad laboral entre las diferentes comunidades autónomas.

En la jornada de hoy se desarrolló el reto de los premios Princesa de Girona en Tenerife, una iniciativa que pretendía mejorar la motivación laboral bajo el lema I don´t like Mondays y en el que tomaron parte unos 200 jóvenes, divididos en 50 equipos. El proyecto Be to Be Exchange fue el ganador del mismo -irá a la final que se celebrará este verano en Girona- y pretende dar un golpe a la monotonía mediante el intercambio de trabajadores entre empresas distintas pero con objetivos similares para el desarrollo de proyectos conjuntos, intercambiando así la monotonía por motivación.