El Cabildo decide continuar con el proyecto educativo ‘Quédate’, tras aprobarlo por unanimidad los alumnos

21 de junio de 2018
158 Vistas
Este vídeo pertenece al canal Personas
Descripción del vídeo

Los alumnos participantes en los grupos motores del proyecto Quédate han solicitado la continuidad de esta iniciativa, tras una propuesta realizada ayer [miércoles 20] por el presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, en el transcurso del encuentro final de la segunda edición de un programa que favorece la mejora de la convivencia escolar y familiar.

Quédate se puso en marcha en el curso 2016-17 como experiencia en cinco Centros de Educación Obligatoria (CEOs), pero ya en este segundo año se ha alcanzado la participación de los ocho CEOs que hay en la Isla. Han participado Andrés Orozco (Arafo), Bethencourt y Molina (Santa Cruz), Guajara (Fasnia), Hermano Pedro (Vilaflor), La Pared (Los Realejos), Leoncio Rodríguez (El Rosario), Manuel de Falla (La Orotava) y Príncipe Felipe (La Victoria).

Carlos Alonso y el director insular de Educación, José Luis Rivero, mostraron su satisfacción por el resultado de esta experiencia y felicitaron a los alumnos, a los profesores y al equipo directivo de cada uno de los CEOs por su implicación en el proyecto. En el trancurso de este encuentro final de todos los grupos motores de Quédate, los alumnos atendieron la petición del presidente del Cabildo de apoyar la candidatura de Tenerife como isla amiga de la infancia. En el acto se pudo ver un vídeo que recoge las opiniones de los alumnos, de los profesores y de los padres de los alumnos participantes. Todos resaltaban el grado de convivencia que se había alcanzado en los diferentes centros.

En esta segunda edición han sido 150 jóvenes los que han participado en los grupos motores del proyecto, aunque indirectamente las acciones llegaron a más de 2.000 alumnos de los ocho centros de la Isla, espacios en los que se favorecieron procesos de mejora de calidad de la enseñanza, especialmente en Educación Secundaria Obligatoria. Además, durante su desarrollo se rentabilizaron los recursos disponibles atendiendo a núcleos poblacionales con especiales características sociodemográficas o escolares.