El Cabildo aspira a cubrir el 40 por ciento de la demanda energética de la Isla a través de las energías renovables

27 de julio de 2018
1.033 Vistas
Este vídeo pertenece al canal Actuaciones
Descripción del vídeo

El presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, ha presentado este [viernes 27] en el Instituto Tecnológico y de Energías Renovables (ITER) la estrategia de las energías renovables de la Isla. Alonso, que estuvo acompañado por el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, y el director gerente del ITER, Manuel Cendagorta, indicó que la Corporación insular promueve el desarrollo sostenible a través de las energías renovables con el propósito de aprovechar al máximo los recursos naturales con el objetivo de tener un futuro sin restricciones energéticas y con una mínima dependencia exterior.

Alonso detalló las principales líneas de actuación que desarrolla el Cabildo para el fomento de la implantación de las energías renovables a través del área Tenerife 2030 y que son la energía eólica, fotovoltaica y geotermia. “El objetivo es, a medio plazo, multiplicar por ocho la capacidad que existe en Tenerife, de tal forma que el 40 por ciento del consumo de energía se pueda realizar a través de las renovables. Es decir, que unas 260.000 personas podrán suministrarse a través de las energías renovables. Se trata de multiplicar por ocho la capacidad que tenemos en la actualidad en el ITER, tanto de energía eólica como fotovoltaica. Así, se construirán tres parques nuevos –Areté, La Roca ya están en proceso y Arico comenzará en breve- con una inversión cercana a los 60 millones de euros que permitirán una potencia adicional de 55 megawatios”, explicó el presidente del Cabildo.

Carlos Alonso indicó que “se van a instalar dos plantas fotovoltaicas: una de 5 megawatios, que ya está en construcción, y otra, que está en planificación, de 350 megawatios. Ambas incluyen sistemas de acumulación y permitirían cubrir la demanda de 180.000 habitantes. En conjunto, esto daría la posibilidad de tener 410 megawatios, que junto a los 50 megawatios que ya dispone el ITER nos permitiría cubrir el 40 por ciento de la demanda”.