Actas de la Diputación Provincial de Canarias - Libro 006 1837

19 de diciembre de 2014
1.319 Vistas
Este documento pertenece al canal Actas de la Diputación Provincial de Canarias
La Diputación Provincial de Canarias fue creada el 30 de mayo de 1813. La principal función de la Diputación consistió en fomentar la prosperidad de la provincia. Agricultura, comercio, industria, beneficencia, elaboración del censo, salubridad, enseñanza, preparar las elecciones generales, etcétera, fueron algunas de sus competencias más importantes. Política y administrativamente, tanto la Diputación como los propios ayuntamientos, estuvieron subordinados a la autoridad del Gobernador Civil (antiguo Jefe Político), máxima autoridad política de la provincia. Sometimiento que hizo que la Diputación se configurase como un órgano eminentemente consultivo. No obstante, con atribuciones concretas sobre los ayuntamientos. La Diputación Provincial de Canarias desaparece con el Estatuto Provincial de 20 de mayo de 1925, que reconocía la Mancomunidad de Cabildos, primero interinsular, y, posteriormente, con la división provincial y por el Real Decreto de 8 de mayo de 1928.
Descripción del documento

La Diputación Provincial de Canarias fue creada el 30 de mayo de 1813 La principal función de la Diputación consistió en fomentar la prosperidad de la provincia. Agricultura, comercio, industria, beneficencia, elaboración del censo, salubridad, enseñanza, preparar las elecciones generales, etcétera, fueron algunas de sus competencias más importantes. Política y administrativamente, tanto la Diputación como los propios ayuntamientos, estuvieron subordinados a la autoridad del Gobernador Civil (antiguo Jefe Político), máxima autoridad política de la provincia. Sometimiento que hizo que la Diputación se configurase como un órgano eminentemente consultivo. No obstante, con atribuciones concretas sobre los ayuntamientos.

La Diputación Provincial de Canarias desaparece con el Estatuto Provincial de 20 de mayo de 1925, que reconocía la Mancomunidad de Cabildos, primero interinsular, y, posteriormente, con la división provincial y por el Real Decreto de 8 de mayo de 1928: Mancomunidades Provinciales, los cabildos se confirman y pasan a formar la Mancomunidad Provincial de Cabildos.

Introducción histórica de Alejandro Cioranescu, “Historia del Cabildo Insular de Tenerife”. Aula de Cultura de Tenerife. Año 1988.